Independiente marcó el terreno

1

Sol de Mayo no pudo sostener lo que había hecho en Neuquén y perdió 66-58 como local con el Rojo, quedando 2-1 abajo en la serie de playoffs. Continuarán el jueves, también en la capital rionegrina.

No fueron suficientes las productivas actuaciones de Agustín Giarraffa (doble-doble con 17 puntos y 11 rebotes) ni de Aníbal Buzzo (13 más 6). El nerviosismo general terminó primando ante un rival que tuvo a Christian Boudet (15), Juan Levrino (15) y Ezequiel Dentis (13 con 14 tableros) como principales artífices.

En Viedma se vivió una vibrante noche de playoffs. No fue el resultado que esperaba el buen marco de público que asistió a Alsina y 25 de Mayo, porque Sol de Mayo cayó 58-66 ante Independiente en el tercer punto de la Reclasificación. Pero hubo varios atractivos en un duelo cerrado, reñido y picado.

3m32s tardó en anotar el Albiceleste, que arrancó con un parcial de 7-0 en contra de entrada. El Rojo mostró su temple de entrada, pero le costó controlar a Giarraffa. Una vez que se soltó, el maragato puso a su equipo en partido: Del 0-7 inicial a quedar 7-9 abajo, con 7 tantos suyos.

Desde ahí el trámite cambió. El desarrollo ganó paridad porque el ritmo aumentó con un vaivén interesante y también fricción. Al mismo tiempo empezaron a aparecer imprecisiones en los dos costados. Eso sí, siempre con Independiente al frente por la mano de Levrino, el juego de Boudet y la talla de Dentis.

En ese frenesí Sol de Mayo pudo ponerse a tiro tres veces, en ambas ocasiones con Boccatonda y Giarraffa como faros. La primera, tras un doble largo del base en el cierre del primer tiempo (30-31). Mientras que la segunda y la tercera se dieron en el 3C, tras remontar una desventaja de 8 puntos (41-42) y aguantar la brecha (42-43). Lo empató recién en 45, con una conversión de Bianco.

Con el correr de los minutos el partido fue ganando, además, dramatismo. Las revoluciones pasadas y un flojo rendimiento de la pareja arbitral empeoraron el espectáculo. Apenas sumaron 5 a 4 (50-54) en los primeros 4m30s del 4C, con porcentajes bajísimos (0/7 en tiros de campo para el Rojo, 1/6 para el local) y un juego demasiado físico.

Una corrida de Pazzarelli le permitió al equipo del ‘Flaco’ Yáñez quedar a dos con 4m43s (52-54). Sin embargo, con Dentis y Villanueva, Independiente puso distancias otra vez (56-62), luego de que los jueces no convalidaran un triple de Boccatonda que hubiera puesto las cosas 59-60.

Lo cierto también es que Sol no pudo capitalizar las situaciones que tuvo. Falló tres ataques consecutivos en los últimos 2 minutos, momento donde se secó la visita. Recién pudo recortar con dos libres de Bianco a 28s (58-62). Haciendo pesar la experiencia, Levrino fue igual en la réplica (58-64) y, cuando Boccatonda no pudo contestar, Veronesi aseguró el duelo: 66-58 para el Rojo, que quedó arriba 2-1 en la serie.

Volverán a enfrentarse el jueves a las 21:15, en el estadio Alfredo Gerometta. Sol de Mayo ahora quedó obligado a ganar para seguir en carrera.

Síntesis

Sol de Mayo 58: Mateo Boccatonda 7, Agustín Giarraffa 17, Nicolás Rodríguez 2, Giorgio Pazzarelli 4 y Aníbal Buzzo 13 (FI). Lucas Barreto 2, Sebastián Fermanelli 0, Octavio Sarmiento 0, Facundo Ramadori 6 y Lucas Bianco 7 (x). DT: Marcelo Yáñez.

Independiente (Neuquén) 66: Hernán Etchepare 8, Juan Levrino 15, Christian Boudet 15 (x), Lucas Villanueva 9 y Ezequiel Dentis 13 (x) (FI). Gino Veronesi 3, Franco Alippi 1, Facundo Troncoso 2 y Luca Canestrari 0. DT: Marcelo Remolina.

Parciales: 12-15, 30-31 (18-16), 45-50 (15-19) y 58-66 (13-16).
Árbitros: Sebastián Giannino y Lucas Bianco.
Estadio: Alfredo Gerometta (Sol de Mayo, Viedma).
Serie: Independiente, 2-1.
ESTADÍSTICAS OFICIALES

About Author

De Carmen de Patagones, nació el 7 de abril de 1993. Periodista. Fundador y director de Poste Bajo.

1 comentario

  1. Pingback: Dejó el alma, se quedó sin mañana