Gran victoria argentina sobre Uruguay

0

En un partido tan cambiante como emotivo, Argentina le ganó a Uruguay por 54-51 y tiene un pie en semifinales.

El segundo tiempo contra Chile sentó las bases de lo que Argentina quería y debía hacer en el torneo. Para enfrentar a Uruguay estaba obligada a mantener esa performance porque la exigencia era mayor, y las de Manuel Anglese lo iniciaron perfecto pero lo remataron mejor. Prueba de carácter aprobada.

Dos historias en el mismo tiempo

Los diez iniciales de Argentina fueron para enmarcar; Dominante Génesis Toledano en la pintura (6 rebotes en el primer chico), los triples cayendo (Del Bosco y Correa se anotaron), Natalia Tondi subiendo su porcentaje de acierto (había tirado 0/12 en el debut), la primera línea defendiendo durísimo y el equipo repartiendo el goleo. Todo hacía parecer que sería un trámite de sencilla resolución, pero en el segundo cuarto Las Hormigas se desdibujaron, hubo una merma en la intensidad defensiva y Uruguay volvió al partido, cerrándolo cerca de la remontada.

Carácter para soportar el golpe

Como si el entretiempo no hubiese terminado de despertar a las últimas campeonas, Uruguay lo empardó y pasó al frente. El aro estaba cerrado, el nerviosismo era mal consejero y se había ingresado en un pozo emocional con el rival envalentonado. Promediando el tercer capítulo, una serie de buenas defensas destrabaron a la Argentina, y dos triples (Correa y Tondi) le devolvieron el aire al equipo. La Celeste lo igualó nuevamente para entrar al último parcial con todo por decidirse.

Temple para el cierre

Después de estar +12 y perder la ventaja se esperaba que Argentina se desmoralice, pero mostró total entereza para intercambiar el liderazgo del juego con Uruguay en la última manga. El parcial estuvo marcado por las ofensivas trabadas, las cuales se desbloquearon por el talento de Yaciura y Maza, pero que parecían no alcanzar cuando Uruguay entró ganando al minuto final. Allí emergió una de las claves del juego: Génesis Toledano, primero para hacerse muro en defensa y luego para sumar puntos calientes que le devolvieron el mando a Argentina. Con nada por jugar, Natalia Tondi dio la canasta de la tranquilidad, porque a pesar de que Uruguay se jugó el triple para empatar, el tiempo era un aliado de las últimas campeonas.
Así Argentina sumó otro triunfo, con 10 minutos de alto voltaje y mucho por corregir. El talento y el gen ganador fueron determinantes para que el partido caiga del lado nacional.

La mirada hacia lo que viene

Mañana será turno de enfrentar a Colombia, dueña de casa en el Sudamericano. Con el triunfo de ayer ante Chile, y este trabajado éxito contra Uruguay, Las Hormigas tienen un pie en semifinales. Soñar es posible.

Fuente: Prensa CABB.
Foto: Consubásquet.

About Author

De Carmen de Patagones, nació el 7 de abril de 1993. Periodista. Fundador y director de Poste Bajo.

Comments are closed.